bolsas de papel, por un mundo sostenible

El uso de las bolsas de papel kraft como herramienta de marketing es una excelente manera para que una empresa marque sus servicios sin dejar de ser respetuosa con el medio ambiente. Estas bolsas se distinguen del resto de bolsas reutilizables del mercado por ser completamente biodegradables. A diferencia del polietileno, el tipo de plástico más popular utilizado en la fabricación de bolsas de transporte reciclables, las bolsas biodegradables se descomponen naturalmente si se eliminan. Esto significa que, a diferencia del polietileno, las bolsas kraft no causarán ningún daño duradero al medio ambiente. Esto es especialmente importante si desea ser una empresa ecológica. Sin embargo, hay algunas cosas que debe tener en cuenta si desea promocionar su marca con uno de estos productos.

aspectos de las bolsas de papel

En primer lugar, el uso de una bolsa de papel kraft para la marca está limitado por cuánto está dispuesto a gastar por bolsa. A diferencia del polietileno, que es extremadamente barato de fabricar, se recicla fácilmente y se fabrica en muchos países de todo el mundo, el uso de las bolsas kraft es limitado en cuanto a su alcance, así como en cuanto a su lugar de fabricación. Además, a diferencia del polietileno, estas bolsas de papel requieren árboles para su fabricación. Afortunadamente, los árboles utilizados en estas bolsas son cultivados específicamente para este propósito, y controlados a través de la tala y replantación oportuna de los árboles para asegurar un suministro constante. Esto significa que los delicados ecosistemas de la selva tropical están protegidos, ya que los árboles utilizados para este propósito se cultivan en fincas arbóreas específicamente para su uso en productos de papel. Esto limita significativamente el impacto de las granjas de árboles en el medio ambiente. Debido a que los árbol
es jóvenes, como los que se utilizan en la fabricación de estas bolsas, consumen una cantidad significativa de dióxido de carbono, el uso de estos árboles se considera un beneficio en la batalla contra el calentamiento global.

Cuando utilice la bolsa de papel kraft para marcar su producto, tendrá que tener cuidado con la cantidad de colores y elementos de diseño que utiliza en su proyecto. Debido a que cada parte de la bolsa debe ser biodegradable, hay un número limitado de tintas y otros materiales que están disponibles para su diseño en la bolsa. Además de esto, hay usos limitados que estas bolsas ofrecen para propósitos de marca. A diferencia de las bolsas de polietileno, las bolsas kraft sólo tienen una vida útil de diez a quince días cuando se utilizan para almacenar materiales orgánicos en descomposición, como los desechos del jardín. Por eso, es importante que utilice las bolsas en consecuencia. Si usted está en una industria que requiere una vida útil más larga de los productos almacenados en estas bolsas, tendrá que tener cuidado de cuánto tiempo entre el uso de la bolsa y la bolsa que llega a su consumidor. Sin embargo, si sus productos principales no son de naturaleza orgánica, y usted mantiene las bolsas alejadas de condiciones húmedas, durarán mucho tiempo y son adecuados para una larga vida útil.

en krafti apostamos por un mundo sostenible, #sumate al cambio