Algunas recomendaciones a la hora de imprimir kraft

Imprimir sobre papel kraft garantizará que el texto y las imágenes elegidas para tal fin, van a brillar, a resaltar y llamar la atención positivamente de quien las vea, porque este, es un material que a pesar de se su sencillez, encanta y cautiva.

Como imprimir en kraft

En los últimos años, el papel kraft se ha convertido en un medio de expresión, a través del cual, se puede impulsar una marca, o empresa obteniendo óptimos resultados; no obstante, para lograr este fin, hay que conocer su esencia y explotar todas sus virtudes, para que todos sus aspectos, incluyendo el técnico y el estético trabajen a favor del logro de los objetivos corporativos trazados en su uso como base de impresión.

Como expertos nos gustaría brindarte una serie de recomendaciones a tomar en cuenta, antes de imprimir sobre este prometedor material.

En primer lugar debes considerar su naturaleza, porque el papel kraft, no siempre se utilizó para imprimir, originalmente este fue un material empleado en el empaque y embalaje de mercancía; dentro de el, se envolvían productos de alimentación y abarrotes, a fin de ser despachados a tiendas y pequeños mercados, tras muchos años de ser usado únicamente para este menester, su muy interesante tonalidad ”madera” llamó la atención de sus habituales usuarios quienes decidieron probarlo en otros áreas siendo un verdadero acierto.

Desde entonces paso de ser, un simple elemento de taller erigirse como el protagonista de portada en flyers, tarjetas de visita, posters, bolsas de regalos, y más, utilizarlo siempre será una muy buena opción, sin embargo, hay factores que debes tomar en cuenta, como por ejemplo la elección de las tonalidades a usar.

Debes elegir colores contundentes, tintas negras, rojas, verdes y azules, combinadas son ideales, no así el amarillo y los tonos pasteles, pues ” se perderán” en medio del color marrón claro de la materia prima.

Asegúrate de troquelar con formas definidas y fáciles de interpretar a a vista, con esto queremos decir que si quieres ser recordado, emplees un troquel de fácil identificación, si el receptor tarda tiempo den descubrir de que figura se trata, has perdido tu tiempo.

Emplea a tu favor la distinción, sobriedad, y ese toque retro que tanto gusta, envuelve regalos, redacta cartas de felicitación y crea etiquetas inolvidables, que bien valdrán la pena su precio. Tu género adquirirá un nuevo matiz si lo identificas con este material.

El kraft es fuerte, duradero, si; pero en la misma proporción puede ser delicado, por ello, su uso debe ser cien por ciento interior, sin exponerlo a elementos como la lluvia, pues recuerda que se trata de papel o cartulina y por tato sufrirá las consecuencias de ser expuesto a elementos adversos como estos.

Si te asesoras previamente el cartón kraft será tu aliado a la hora de crear productos de imprenta, personalizados y con ese punto de distinción sobre el resto, que tanto anhelas añadir a tu stock de productos.